Londres (1)

14 febrero 2010 at 21:48 (ciudades)

Cinco aeropuertos no son suficientes para esta ciudad, por lo que están construyendo alguno más que dé cabida a los innumerables viajeros que cruzan cada día los cielos para llegar hasta la capital británica. Descartando el aeródromo de la City, salvo que el turista tenga un avión privado, y el de Heathrow, salvo que venga desde otro continente, el turista tendrá tres opciones para llegar en avión desde Europa. Los tres aeropuertos, Luton, Stansted y Gatwick son de parecida envergadura, surtidos por múltiples compañías de bajo coste y mentirosos, porque como podrá comprobar el turista nada más bajarse del avión: estos aeropuertos NO están en Londres.

Tras un viaje de más una hora en autobús (sorpresa!) por fin llegaremos a la ciudad que creíamos (qué ilusos) haber arribado en avión. El turista que jamás haya visitado Londres debe saber algo que distingue esta ciudad del resto de grandes capitales europeas: está bajo el agua. Por eso se dará esa sensación nada más llegar de humedad (no es lluvia, son corrientes de agua) y de densidad en el ambiente (no es niebla, es la oscuridad del fondo del mar). Pero el turista no se debe preocupar porque podrá respirar sin ningún problema y a caminar por la ciudad, siempre que lleve unas buenas botas y un paraguas del revés.

Para el alojamiento en Londres recomendamos Notting Hill Gate, una zona cercana al centro y en el que podremos ver a Hugh Grant grabando una comedia azucarada con cara de no haber roto un plato en su vida. Eso sí, el turista debe tener en cuenta que todo alojamiento londinense se caracteriza por el gusto excesivo por la madera y por la moqueta. Esto les lleva a acumular en los suelos de las minúsculas escaleras toneladas de polvo, algo sustancial a Londres, ya sea en hoteles de 4 estrellas o en pensiones de mala muerte.

Recomendamos comenzar la visita por el Museo Británico. Se trata del único museo en el mundo dedicado a un arte que los ingleses han desarrollado con mayor perfeccionamiento que el resto de los pueblos: el expolio. Podremos descubrir en este bello edificio desde las primeras muestras de esta disciplina artística: la piedra de Rosetta hasta otras más recientes, pasando por la joya de la corona del expolio: los mármoles del Partenón.

Para los amantes del arte, si con esta visita no se han quedado totalmente contentos les recomendamos dos pinacotecas como son la Tate Gallery y la National Gallery. También, y si el turista va acompañado por niños, podemos acercarnos hasta el Museo de Ciencia. Si el niño es lo suficientemente empollón disfrutará tanto de la visita y usted podrá seguir la visita tranquilamente. Otro punto a favor de la mayoría de los museos londinenses es su carácter gratuito, que los hace más atractivos aún.

Si preferimos las iglesias, podemos dirigirnos hacia la Catedral de San Pablo, cuyo interior carece totalmente de interés, pero en cuyo exterior, y si tenemos suerte, podemos ser testigos de la foto de alguna boda a la que podremos incorporarnos  sin ningún inconveniente. Otros templos interesantes para visitar son la abadía de Westminster y Stanford Bridge. En la primera podremos encontrar las tumbas de los reyes ingleses y en el segundo las de futbolistas del equipo más rico del país: el Chelsea.

Pero Londres no es sólo una ciudad para orar y para ver arte: es también un paraíso para los amantes de los hurtos y, en menor medida, los de las compras. Para realizar ambas actividades (que el turista elegirá según su presupuesto) podemos escoger dos zonas principalmente: Camden Town y Oxford Street. La primera es un parque temático creado por los aviesos comerciantes ingleses para que los turistas españoles puedan comprar en lo que ellos creen que son tiendas “modernas”. Se trata, de una zona que recomendamos visitar sin falta, para poder disfrutar de los miles de turistas que creen encontrarse en el meollo del underground londinense. En la otra zona, Oxford Street, encontraremos las mismas tiendas que en cualquier ciudad española, pero con la particularidad de que podremos pagar en otra divisa más cara: la libra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: